De la economía de los datos a la economía del conocimiento