¿Quién se atreve a pronosticar una nueva recesión?